Carne

Cómo hacer hamburguesas caseras en 5 minutos

Es uno de los alimentos más consumidos del mundo y casi hay tantas variedades como personas. Si quieres saber cómo hacer hamburguesas caseras en 5 minutos, sigue leyendo, porque aquí te lo explicamos.

Podemos decir de ellas que son el plato estrella de la comida basura, aunque eso sería bastante injusto. Asociar las hamburguesas a la comida rápida es de ser muy atrevido, y más en la época en la que se les rinde cierto culto. No es lo mismo comerte una hamburguesa en el fast-food de turno que comértela en alguno de los restaurantes «premium». Y, evidentemente, tampoco es lo mismo que comértela en casa, especialmente si la haces tú. Por eso os queremos enseñar cómo hacer hamburguesas caseras en 5 minutos. Es mucho más sano que las que compras en el supermercado y también son rematadamente fáciles de hacer

¿Cuál es el origen de la hamburguesa?

Llegados a este punto, creo que todos habremos hecho alguna vez esa asociación de Hamburguesa=Hamburgo. No hay que ser muy avispado, la verdad. Es como asociar que la salchicha de Frankfurt es originaria de Frankfurt, que la paella valenciana es originaria de Valencia y que el caballo blanco de Santiago era de color… bueno, eso ya no está tan claro.

Vamos a viajar unos siglos atrás en el tiempo hasta la Europa que comenzaba a realizar viajes comerciales a aquel país de reciente formación llamado Estados Unidos. Aquella era una época dura, en la que los derechos de los trabajadores eran prácticamente inexistentes y las jornadas laborales eran eternas. Además, en algunas regiones de Europa, el trabajo se recrudecía por el frío y el mal tiempo, que hacía que los trabajadores debiesen comer fuerte para poder aguantar las condiciones a las que se enfrentaban.

Una bonita foto de Hamburgo – Foto: Zigurat

Fue en Hamburgo (Alemania) donde se creó el plato que pudo dar lugar a la hamburguesa, el Rundstück warm. Este plato, que realmente eran las sobras del asado del domingo y que se comía el lunes, era un bocadillo que comían los trabajadores portuarios de entonces. Básicamente consiste en carne de cerdo del día anterior acompañada de remolacha, pepinillos, rodajas de tomate y cebollín. Aunque en la actualidad se coloca entre dos panes redondos y salsa de cerdo o gravy, en su origen únicamente se ponía una rodaja de pan debajo.

Según algunos historiadores, el Rundstück warm se crea en el siglo XVII, cuando las panaderías de Hamburgo comenzaron a hacer pan redondo, al que pronto acompañaron con restos de cerdo y salsa gravy. Al parecer, éste era un plato típico que se servía los lunes a la hora del almuerzo. Hasta que entran los Estados Unidos en juego y cambian la historia para siempre.

El comercio entre Europa y Estados Unidos, clave en la expansión de la hamburguesa

Uno de los puntos fuertes de la economía de Hamburgo es su fuerte actividad portuaria, ya que cuenta con el tercer puerto más importante de Europa, y su actividad comercial con Estados Unidos estaba muy establecida en aquella época.

Fue en el siglo XVIII cuando algunos inmigrantes alemanes comenzaron a montar puestos de comida en Nueva York. Era en esos puestos donde comenzaron a vender un «filete cocinado al estilo de Hamburgo» a los alemanes que emigraron a la ciudad que nunca duerme. Eso sí, había una diferencia notable. La carne que vendían era de res, no de cerdo. ¿Cambia esto la historia?

Imagen de Nueva York en el siglo XIX – Foto: guiasparaviajes.com

Pues según a quién le preguntes. ¿Sabías que los medallones de res son originarios de los romanos? ¿Inventaron los romanos la hamburguesa?

Viajamos ahora hasta comienzos del siglo XIX, cuando Charles Nagreen vendía filetes de Hamburgo en la Feria de Condado Outagamie en Wisconsin. En esta ocasión, había una diferencia y es que esta hamburguesa se vendía sin pan. Su volumen de ventas era bajo porque comer un trozo de carne mientras caminas es engorroso, así que en 1885 Negreen tuvo una idea. Si ese trozo de carne se ponía entre dos rodajas de pan, era mucho más fácil de comer mientras ibas caminando. Y así sería como nació la hamburguesa moderna.

Charlie Nagreen y la estatua que le homenajea – Foto: Home of the Hamburger

Al no haber datos concretos del lugar exacto donde se creó la hamburguesa, encontramos historias de este tipo por todo Estados Unidos, como por ejemplo en Ohaio, Texas y Conneticut. Lo que queda claro es que, de no haber triunfado en norteamérica, la hamburguesa no sería tan popular como lo es hoy.

Cómo hacer hamburguesas caseras

Después de haceros un recorrido por la historia de la hamburguesa, es momento de ponerse manos a la obra. Lávate las manos y prepara los ingredientes, que te vamos a explicar cómo hacer hamburguesas caseras en 5 minutos. Créeme que después de probarlas, no te vuelves a comer una de supermercado en la vida.

Receta de hamburguesas caseras

Descubre cómo hacer hamburguesas caseras de forma fácil y rápida
Tiempo de preparación5 min
Tiempo de cocción5 min
Plato: cena, comida
Cocina: Americana
Keyword: hamburguesas, hamburguesas caseras
Raciones: 9 hamburguesas
Cost: 5 euros

Equipment

  • Bol
  • Tabla de madera
  • Sartén

Ingredientes

  • 500 gramos de carne picada de cerdo, ternera o mixta
  • 1 huevo
  • Pan rallado con ajo y perejil
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración paso a paso

  • En un bol, ponemos la carne picada salpimentada, añadimos un huevo y mezclamos con las manos hasta que el huevo quede bien repartido.
  • Añadimos el pan rallado (preferiblemente con ajo y perejil) y mezclamos. Tenemos que añadir una cantidad de pan rallado que consiga que la bola de carne picada quede compacta. Mi consejo es que vayas añadiendo poco a poco y vayas trabajando. Cuando veas que la carne picada está consistente, podemos ir al siguiente paso.
  • Vamos cogiendo carne picada ya mezclada con el huevo y el pan rallado y vamos haciendo pequeñas bolas con ella. En función de lo grandes que sean las bolas, las hamburguesas tendrán un tamaño u otro. Cuanto más grandes quieras que sean las hamburguesas, más carne picada tendrás que coger.
  • Una vez ya tenemos todas las bolas de carne, simplemente las aplastamos, intentando hacer forma de hamburguesa.
  • Freír o cocinar a la plancha.

Como puedes ver, hacer hamburguesas caseras es realmente fácil. Sí que es cierto que no quedan tan bonitas como las que compras en el supermercado, pero eso también les da cierto encanto. Si las quieres con forma perfecta, puedes mirar esta prensa para hamburguesas, que es barata y de buena calidad, así les das un toque más glamouroso.

La clave a la hora de hacer hamburguesas caseras está en la calidad de la carne que compres (recomendamos carne picada de carnicería o no envasada) y la cantidad de condimento que le pongas. En este caso, hemos hecho hamburguesas de ternera simples, pero les puedes añadir todo lo que se te ocurra: manzana, queso, mixtas, con pimentón, con solomillo… Puedes hacer tantas hamburguesas caseras como hambuguesas te imagines.

Si te ha gustado esta receta y quieres estar al tanto de las que vamos publicando, puedes seguirnos en nuestra página de Facebook, Recetas para solteros, y también en nuestra cuenta de Instagram, @recetasparasolteros.

Puntúa esta receta
¡Gracias por tu voto!

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *